viernes, 9 de enero de 2009

HOY ME PUSE A REFLEXIONAR

Hace casi un año, yo me cambie de trabajo, estaba harto de lo mismo, claro sigo haciendo lo mismo pero mas emocionante, dicen que las personas nos hacemos buenas en lo que hacemos, y yo creo que hoy soy mejor que ayer, me gusta como me gano la vida, y me gusta compartir mi vida con mis compañeros de trabajo, he tenido muchos cambios en todo y yo aprendi que todo cambio es para bien.
Bien, ahora, hace unos minutos lei el blog de Abril, y me llamo la atencion, la guerra de los no.
Es por eso y muchas cosas mas que pondre la siguiente parabola, la escuche 15 dias despues que me habia cambiado de trabajo, y fue porque me entere que la empresa en la que me habia cambiado estaba en venta y que creen, nos vendieron al mejor postor, es por eso que estoy bien porque supe verle el lado bueno a las cosas.
Lean:
El rey y el bien

Érase una vez un rey que, oyendo de la existencia de un sabio, lo mandó traer para que fuera su consejero. Comenzó el rey de llevarlo siempre a su lado y consultarlo sobre cada acontecimiento de importancia en el reino. El consejo principal del sabio era siempre: "Todo lo que pasa es siempre para bien, porque Dios asi lo quiere". No paso mucho tiempo antes que el rey se cansara de oír la misma cosa una y otra vez.

El rey amaba cazar. Un día mientras cazaba, el rey se dió un tiro en la mano y perdio dos dedos. Presa de su dolor, se volvió hacia su consejero - siempre a su lado-- para pedirle su opinión. Y el consejero respondió como siempre "Todo lo que pasa es siempre para bien, porque Dios asi lo quiere."

Se sumo su coraje a su dolor, y el rey ordenó la prisión para el consejero.

Esa noche, el rey bajó a la prisión para ver al consejero, y le preguntó que sentía acerca de estar en la cárcel. El consejero respondió como siempre: "Todo lo que pasa es siempre para bien, porque Dios asi lo quiere." Esto sólo enfureció más al rey y dejó al sabio en la prisión.

Un mes más tarde, salió el rey otra vez a cazar. Pero se fue demasiado adelante de sus acompañantes y fue capturado por una tribu hostil, tanto el rey como sus acompañantes. Los nativos los llevaron a su pueblo para ser sacrificados para los dioses. Por sus tradiciones, solamente ofrendas perfectas son aceptables a los dioses y el rey y sus acompañantes parecían especimenes excepcionales.
Pero el próximo día, cuando llegaron los nativos para llevarlo al sacrificio, al inspeccionarlo descubrieron que le faltaban dos dedos de su mano y tuvieron que rechazarlo para el sacrificio. Pero a sus acompañantes fueron sacrificados
Lo soltaron y se fue como flecha para su reino - dándose cuenta de lo que le decía su consejero: "Todo lo que pasa es siempre para bien, porque Dios asi lo quiere."
El rey llegó a liberar al consejero, le comento lo sucedido pero le dijo, mi amigo consejero, tenias solo la mitad de la razon, a lo que el consejero le pregunto porque, el rey le dijo, a mi no me sacrificaron por la falta de mis dos dedos, pero tu en cambio sufriste en prision.
El consejero le dijo: "Todo lo que pasa es siempre para bien, porque Dios asi lo quiere", a usted no lo mataron por la falta de sus dedos, y a mi no me mataron, porque me guardo en prision y se fue con otra compañia a cazar, si yo hubiera estado libre, hubiera muerto ese dia.
LEY: No existen coincidencias, accidentes o suerte (buena o mala). Todo lo que pasa tiene un propósito y siempre sucede para el bien de todos los involucrados. Como dijo Nieztche: "Lo que no me mata, me hace más fuerte". Y como dice un refrán mexicano: "No hay mal que por bien no venga".

La cuestión para ti es de enfoque: te vas a enfocar en lo "malo" que te pasa, o vas a buscar y abrirte a lo "bueno" que trae consigo.
Es por eso que un 29 de febrero del 2008, comprendi que si me cambie de trabajo, fue para bien y doy Gracias a Dios por eso

1 comentario:

Edson Paredes dijo...

Si tenes mucha razon, en la vida uno siempre le reclama a Dios por todas las cosas "malas" que nos pasan, pero no nos damos cuenta que Dios, el ser supremo tiene un proposito en nuestras vidas, y que siempre los planes de Dios generalmente no son nuestros planes, pero debemos aceptar su voluntad y darnos cuenta que el nos lleva siempre por los caminos dificiles, para aprender, conocer, y explorar, para cuando lleguen los tiempos buenos, ya estemos sabidos de todo mal y no caigamos y cometamos los mismos errores que cometimos anteriormente... Gracias por tus buenos consejos vos, y sabes que te aprecio un monton...

saludos